miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad!

"El Señor os dará una señal: mirad, la joven está en cinta y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Dios-con-nosotros" (Is 7, 14).
Mis queridos amigos:
Un saludo muy cordial y mi cariñosa felicitación navideña.
Dicen que la Navidad de este año será “la más oscura de los últimos quince años” por la dichosa crisis económica, en la que nos han metido agentes políticos y económicos por su falta de previsión, por su codicia personal y empresarial, por sus manipulaciones interesadas, que olvidan la economía real y sobre todo a la gente normal en su vida cotidiana. Debemos mantenernos informados sobre lo que ocurre y ser siempre críticos con todo poder que no respete a las personas y que vaya en contra de la humanización de este mundo según el corazón de Dios.
A pesar de todo esto, el adviento nos recuerda que la Luz de Dios Padre vino a este mundo, encarnada en Jesús. Y desde entonces no hay oscuridad o tiniebla que sea definitiva para quien crea en el amor misericordioso de Dios, revelado en su Hijo. El Espíritu de Jesús sostiene nuestra espera y nos mantiene en la esperanza, de que ya la salvación está presente en la historia, y nada ni nadie puede acabar con ella.
Por tanto nuestra Navidad sigue siendo luminosa y debe ser fuente de felicidad auténtica. Y al mismo tiempo nos recuerda que los primeros que vieron la Luz de Dios fueron los pastores, los pobres, los marginados, los que no tienen hogar. Mis queridos amigos, vivamos con alegría este tiempo, sabiendo compartir lo que somos y tenemos con los destinatarios privilegiados del mensaje de Jesús, los pobres de las nuevas y antiguas pobrezas, que siguen ahí con su presencia lacerante y opaca.
Os deseo también un feliz Año Nuevo. En este año 2009 celebramos el 150 aniversario de la fundación de la congregación salesiana. Que sea un estímulo para renovar nuestro compromiso evangelizador, siguiendo las huellas de Don Bosco, en un mundo tan necesitado de luz, de esperanza, de sentido y de ternura.
Pido a Dios por todos vosotros y por vuestras familias. Que María, la Madre del Señor, nuestro auxilio, nos acompañe siempre en nuestro camino, como estrella que nos guía, como Madre que nos alienta y sostiene.
Feliz Navidad con todo cariño.
Un abrazo fuerte de vuestro amigo. José Miguel

3 comentarios:

Ángel León "DonaldPress" dijo...

Querido amigo Pepe:
Desde aquí hago un llamamiento precisamente en este día de Noche Buena, a las visperas de la Navidad, a todos los AAS de la Casa de la Trinidad que estudaiaron conmigo entre los años 1954-1963 a que me escriban un mail a: aleon24@gmail.com ya que quiero preparar junto a éllos una Eucaristía en la Basilica de María Auxiliadora de nuestra Sevilla, en acción de gracias y homenaje a todos los salesianos que nos educaron entonces y que afortunadamente viven algunos, gracias a Dios, como por ejemplo Don Antonio Hidalgo de Los Santos, Don Antonio María Calero de los Rios y otros muchos que partieron a la Casa del Padre Dios...
Créo sera un sencillo gesto dentro de los 150 años de la fundación de la Congregación Salesiana de Don Bosco. Os invito a todos a participar y a unirse a esta idea, a realizar en el nuevo año ya a la vuelta de la esquina.
Un abrazo fraterno en María Auxiliadora, Ella que lo hace y lo puede todo. Feliz NAVIDAD y PAZ en la tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad.

sercode dijo...

Feliz Navidad Pepe!!

Elena dijo...

FELIZ NAVIDAD A TODOS¡¡